Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French Portuguese Romanian Russian

Melanoma.

Es el cáncer de piel más agresivo y su incidencia aumenta de forma alarmante. Diagnosticado y tratado precozmente mediante una simple extirpación con anestesia local, se curan más del 98% de los casos.

Entre los cánceres de piel, el melanoma se caracteriza por ser una variedad de cáncer especialmente agresivo y que produce metástasis tempranas (extensión desde la piel a otros órganos como los ganglios linfáticos, el pulmón, etc). Esta causado por las células de la piel encargadas de producir la melanina, el pigmento natural que hace que la piel se broncee por la estimulación del sol.

Es muy agresivo y si no se detecta y extirpa tempranamente puede producir la muerte. Su incidencia ha aumentado de forma alarmante en todo el mundo occidental durante las últimas décadas.

Existen factores de riesgo que incrementan la probabilidad de sufrir un melanoma. Entre ellos destacan la presencia en la piel de multitud de lunares, contar con antecedentes familiares o personales de melanomas, o, en general, ser propenso a las quemaduras solares. Las personas con piel clara o pecas, ojos claros o pelo rubio o pelirrojo también pueden contar con más predisposición.

Dependiendo de la profundidad, que conocemos tras su biopsia o su extirpación simple, será necesaria una extirpación quirúrgica ampliada, frecuentemente con anestesia local o sedación.

En los casos mas avanzados, será precisa la biopsia del ganglio centinela (aquel al que irían en primer lugar las células cancerosas si se extendiese) y, a veces, la extirpación de todos los ganglios linfáticos de la zona.

En algunos casos es necesario complementar el tratamiento quirúrgico con quimioterapia, inmuno terapia o terapias biológicas, para frenar la proliferación de células cancerosas, en colaboración con Servicios de Oncología.

En el siguiente video el Dr. Miguel Sánchez Viera, director de IDEI, habla sobre las tasas de curación del melanoma.