Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French Portuguese Romanian Russian

Eliminación de Tatuajes con Láser.

A diferencia de años atrás, en la actualidad es posible eliminar prácticamente por completo cualquier tatuaje sin utilizar técnicas de electrocoagulación o dermoabrasión que, además de eliminar la presencia de tinta en la piel producen daños en ella y provocan la presencia de cicatrices. 

El color del tatuaje, el tipo y su localización corporal determinan qué tipo de láser se utiliza en cada caso y su efectividad. En aquellos realizados en tinta negra, es posible utilizar láseres más penetrantes, de tal forma que dependiendo de la densidad y estabilidad del color utilizado en el dibujo el éxito del tratamiento es prácticamente completo. Por su parte, los tatuajes de colores presentan alguna dificultad en aquellos trazos llevados a cabo en tintas con alta proporción de óxido de titanio o zinc.

También resulta relevante el tipo de tatuaje sobre el que se va a tratar. En el caso de los profesionales, suelen ser necesarias al menos diez sesiones para obtener un buen resultado. En los tatuajes aficionados existe una menor cantidad de pigmento, por lo que resulta algo más sencillo de eliminar, en al menos unas seis sesiones. Por su parte, las micropigmentaciones requieren una media de tres sesiones para su eliminación, excepto en los casos en los que sean más profundas.